DON BOSCO

DON BOSCO
"BUENOS CRISTIANOS Y HONRADOS CIUDADANOS"

CUANDO LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO HA TRASVASADO TODO LÍMITE


Un caso de “transexualidad con transedad” que impacta en el Derecho de Familia

Por Carlos Alvarez Cozzi  (1)


que Stefonknee Wolscht es un transexual que, antes de ‘transformarse’ en mujer, se llamaba Pablo y estaba casado.
       Una familia lo adopta y lo cuida como a un hijo más… de 56 años (los que tiene ahora biológicamente), aunque él dice tener 6.
       Se trata de una nueva vuelta de tuerca en la ideología de género: de la transexualidad a la ‘transedad’.
       Esta ‘edificante’ noticia confirma que la ideología de género pretende destruir la familia, como ha hecho este hombre con la suya.

Stefonknee Wolscht es un transexual que, antes de transformarse en mujer, se llamaba Pablo y estaba casadoA los 46 años de edad, Wolscht abandonó a su esposa y sus siete hijos para vivir lo que considera su vida “verdadera”, informa El Español.
Recapitulemos y vayamos despacio: un señor de 46 años, casado y con siete hijos “descubrió” que en realidad quiere ser mujer, lo que lamentablemente no es tan ya poco visto. Pero con un plus, se siente una niña de seis años y se viste como tal. Es tan grosera la foto y produce tanto estupor y lástima que nosotros preferimos en este artículo no copiarla para centrarnos en los argumentos y no en las imágenes, aunque éstas valgan más que mil palabras.
No entraremos en el “circo” mediático buscado por los promotores de loa satánica ideología de género porque es justamente lo que ella pretende.
Esto es justificar que un hombre de 46 años con siete hijos y una esposa que ahora se siente niña, pues decididamente pueda serlo en forma totalmente irresponsable y artificial.
Queremos creer que este sujeto tiene serios trastornos síquicos porque de sólo pensar que no los tiene se nos pone la piel gallina. Y que debería de recibir tratamiento siquiátrico en una clínica.
Porque pensar que la realidad es lo que uno siente o desea es mostrar que no se está en su sano juicio.
En las redes sociales escribíamos hace poco, que habrá que irse a acostumbrando, lamentablemente,  a estos brulotes alentados por la industria del relativismo moral y de la ideologia de género.
Que será de esa esposa y de sus siete hijos pequeños cuando deban admitir que su esposo y padre es “hermana” de los chicos de la familia que lo adoptó e “hija” de la madre de sus “hermanos”. Que pensarán su ex esposa y sus siete hijos. Que daño le ha producido a los mismos? Claro que a este señor seguramente que no le importa un ràbano!!!
Es por el absurdo que hay que concluir que estos shows mediáticos son armados con la clara finalidad de apuntar a lo que se llama la reingeniería social antinatural y que analizamos antes que ahora (2)
Y es un movimiento corruptor de menores y violatorio de los derechos de la patria potestad y de la tutela de los representantes legales, en el caso de las situaciones transgénero de menores de edad, pero también de violación de la laicidad de la educación, prevista en la Constitución de los Estados, cuando se enseña a los educandos que esto es natural y hasta bueno. Hay que decirlo bien fuerte y exigir a que los gobiernos actúen en consecuencia, porque somos ciudadanos responsables y pagamos nuestros impuestos. Por tanto tenemos derecho a exigir y luego en la próxima elección negar nuestro voto a los legisladores y gobernantes que apañaron esta clara transgresión a la ley moral natural, además del más elemental sentido común.

---------------------------------------------------------------------------------
(1)  Experto en Bioderecho Internacional y catedrático universitario de Derecho.

(2)  http://www.forumlibertas.com/la-familia-en-riesgo-ante-la-reingenieria-social-antinatural/

EL VATICANO



invita como ponente a un líder mundial del control de la población mediante el aborto

Infocatólica, 16/01/17 

El Dr. Paul Ehrlich, autor del best seller de 1968 The Population Bomb, figura entre los invitados para hablar en la Ciudad del Vaticano durante la conferencia del 27 de febrero al 1 de marzo que discutirá «cómo salvar al mundo natural».

El biólogo de Stanford promueve el aborto selectivo por sexo y la esterilización masiva forzosa como métodos legítimos para frenar el crecimiento de la población.

En su libro de 1968, Ehrlich llegó a defender el aborto forzado, escribiendo: «De hecho, se ha llegado a la conclusión de que se podría tener bajo la actual Constitución leyes obligatorias de control de la población, incluidas leyes que requieren aborto obligatorio, si la crisis poblacional fuese suficientemente severa como para poner en peligro a la sociedad».

Titulada «Extinción biológica», la conferencia de febrero tratará lo que los organizadores del Vaticano llaman un «desequilibrio» insostenible entre la población mundial y lo que la tierra es capaz de producir. El evento es patrocinado conjuntamente por la Pontificia Academia de Ciencias y la Pontificia Academia de Ciencias Sociales.

Los organizadores de la conferencia organizada por el Vaticano predicen que si no se toman medidas efectivas para revertir el llamado «cambio climático mundial», entonces hasta el 40 por ciento de «toda la biodiversidad en la Tierra» será destruida «al final de este siglo», incluyendo una« mayoría »de especies de plantas.

«No hay posibilidad de mejorar nuestra situación sin la adopción generalizada de la justicia social, tanto como cuestión de moralidad como de supervivencia», señala el folleto del evento elaborado por los estados vaticanos.

Con la invitación de Ehrlich para dirigirse a la conferencia, el modo en que las Academias Pontificias entienden que la «justicia social» adquiere un aspecto siniestro.

Falso "profeta"

Ehrlich pronosticó en «La Bomba de la Población» una «ruptura total de la capacidad del planeta para sostener a la humanidad» que resultaría en hambre para cientos de millones, predicciones que han demostrado ser falsas, mientras que sus teorías han sido desmentidas.

El biólogo predijo en 1968 que la mitad de los estadounidenses moriría en 1990. India y China simplemente desaparecerían. Para el año 2000, Inglaterra también dejaría de existir. Ehrlich mencionó en su libro el aborto con selección sexual como una herramienta potencialmente efectiva para conservar los recursos del mundo reduciendo la población, posición que sigue defendiendo.

En una entrevista realizada en 2011 con Mara Hvistendahl, Ehrlich defendió el aborto por selección sexual, afirmando que «sería una buena idea dejar que la gente tuviera su elección para que pudieran tener menos hijos y pudieran tener lo que quisieran», agregando que el aborto selectivo y posiblemente incluso el infanticidio podría ser un destino mejor para las mujeres que lo que les esperaba en un mundo superpoblado.

«Puedes ser abortado como un concebido, puedes ser asesinado al nacer, o puedes ser vendido como esclavo y morir en un barrio pobre en algún lugar», dijo. «Sería interesante saber cuántas mujeres se están quedando fuera de situaciones horribles [las situaciones que padecen las que no son] asesinadas o infanticidadas». (Nota del traductor: el pasaje entre paréntesis lo traducimos de acuerdo al sentido que trae el libro de Hvistendahl en su versión original en Google Books. Lo que quiere decir es que las mujeres que son abortadas se salvan de sufrimientos posteriores.)

En la misma entrevista, Ehrlich también defendió el principio de la esterilización masiva forzosa, un concepto mencionado en un libro de 1977 del que es co-autor: Ecosciencia: Población, Recursos, Medio Ambiente, sugiriendo que la esterilización masiva en tándem con la tecnología de selección de sexo sería particularmente eficaz para los intereses de control de la población.

Steven Mosher, presidente del Population Research Institute, criticó la elección del Vaticano de Ehrlich como un orador adecuado.

«Las opiniones de Ehrlich sobre las tasas de extinción biológica son tan exageradas como sus fallidas predicciones de una explosión de la población humana. Por qué el Vaticano debería dar una plataforma a este profeta secular de la condenación está más allá de mi comprensión», dijo a LifeSiteNews.

«Hay un montón de científicos católicos creíbles cuyas opiniones basadas en hechos deben ser destacadas por su Iglesia. ¿Qué sigue? ¿Invitar a Raúl Castro a hablar sobre derechos humanos?», agregó.

La Iglesia Católica no sólo condena el aborto, sino también los métodos coercitivos de control de la población.

En lugar de ver a las personas como «bocas para alimentarse», «productores de contaminación» o «fabricantes de huellas de carbono», la Iglesia ve a cada persona como un don único e irrepetible de Dios.

En su decisiva Encíclica Humanae Vitae de 1968, que enseñó acerca del mal moral de usar la anticoncepción para espaciar los nacimientos, el Papa Pablo VI advirtió a los gobernantes de los países contra el uso de métodos ilícitos de control de la natalidad para resolver el «problema demográfico».

«No permitan que la moralidad de sus pueblos sea degradada; no permitan que por medios legales se introduzcan prácticas contrarias a la ley natural y divina en la célula fundamental, la familia », instó en ese momento.

Pablo VI advirtió al mundo entonces que si la anticoncepción se convirtiera en una norma social proporcionaría a los gobiernos con un «arma peligrosa» para manipular el tamaño de la población.

«¿Quién impedirá que los gobernantes favorezcan, o incluso impongan a sus pueblos, si lo consideran necesario, el método de anticoncepción que juzgan más eficaz? De esta manera, los hombres, deseosos de evitar las dificultades individuales, familiares o sociales encontradas en la observancia de la ley divina, llegarían al punto de poner a merced de la intervención de las autoridades públicas el sector más personal y más reservado de la intimidad conyugal,» escribió.

El Papa Francisco también ha rechazado explícitamente el control de la población como método para combatir el cambio climático, escribiendo en su encíclica Laudato Si' que «culpar [de la falta de recursos] al crecimiento de la población en lugar de consumismo extremo y selectivo por parte de algunos es una forma de no querer enfrentar los hechos.»

Dado que la Iglesia condena categóricamente el aborto, la anticoncepción y el uso de medidas coercitivas de control de la población para frenar la demografía, queda por ver por qué las Academias Pontificias ven al famoso defensor del control de la población como un orador adecuado para su conferencia.

Esta no es la primera vez que un defensor de posiciones contrarias a la fe católica ha sido invitado a asistir a las conferencias del Vaticano. Los dirigentes de ambas Academias Pontificias, bajo el pontificado de Francisco, sorprendentemente dieron plataformas prominentes a algunos de los principales defensores del aborto y el control de la población, entre ellos Ban Ki-moon y Jeffrey Sachs.

En 2015, la profesora Margaret Archer, presidenta de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, criticó al Instituto para la Familia y los Derechos Humanos (C-Fam), un instituto de investigación pro-vida estadounidense que supervisa las Naciones Unidas, después de que éste manifestara su preocupación acerca de que los defensores del control de la población tuviesen una plataforma en una conferencia del Vaticano sobre el cambio climático.

«Yo soy nombrada por el Papa y responsable directamente ante él. Me temo que eso te deja a ti y a tu corte en el frío », dijo a la organización en ese momento.

El obispo Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias, también tiene una historia de invitar abortistas y defensores del control de la población a los acontecimientos del Vaticano. Ha sido criticado por militantes pro-vida por respaldar sin reservas los controvertidos Objetivos de Desarrollo Sustentable (SDGs) de las Naciones Unidas. Los pro-vida advierten que estos Objetivos incluyen una agenda de control del aborto no tan oculta.

El año pasado, Sorondo defendió la invitación hecha al candidato presidencial de entonces, el demócrata Bernie Sanders, abogado del aborto, para dirigirse a una conferencia acerca del «orden social».

También asistirá a la conferencia el cardenal africano Peter Turkson, quien en una entrevista a la BBC en 2015 dijo que el «control de la natalidad» podría «ofrecer una solución» a los impactos del cambio climático. Turkson, quien desde entonces se convirtió en el Prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral, luego revisó su declaración, diciendo que cuando usó el término «control de la natalidad», lo que realmente significó fue el espaciamiento de los nacimientos o «paternidad responsable». (Nota del traductor: Acerca del aborto selectivo por sexo, se trata de abortar preferentemente a las mujeres. Sobre ese tema, un par de referencias en Internet son clarificadoras:

«Ehrlich sugirió también que el aborto selectivo por sexo sería particularmente efectivo para el control de la población, si la gente tuviese la posibilidad de tener un hijo de su sexo preferido la primera o segunda vez, dejaría de hacer intentos posteriores y tendría menos hijos.»

http://www.washingtonindependentreviewofbooks.com/bookreview/unnatural-selection-choosing-boys-over-girls-and-the-consequences-of-a-worl

«El control de la población se volvió una prioridad en los años 60, y en la plataforma política de ambos partidos mayoritarios [el republicano y el demócrata] en 1968 se lo veía como un asunto importante. El biólogo de Stanford Paul Ehrlich fue comisionado para escribir su libro, »La bomba de la población«. Ehrlich sugirió que el mundo no sería capaz de proveer suficiente comida para hacer frente al crecimiento de la población, pero ofreció una solución:

Si se pudiese encontrar un método simple para garantizar que los primogénitos fuesen varones, entonces los problemas del control de la población en muchas áreas serían en cierto modo aliviados».

http://liveactionnews.org/sex-selective-abortion-whose-fault/

ESCUELAS DE DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA

Las iniciativas actuales.

Observatorio Van Thuan, 13-1-17

(traducción de Internet)
           
Preguntémonos algo muy simple y tratamos de responder en una cuestión realista: el católico que quiera aprender la doctrina social de la Iglesia y que sea sólo el patrimonio de la doctrina y práctica para moverse como cristiano en la sociedad actual, donde debo contactar? 
Los cursos académicos de alto nivel son para unos pocos. Escuelas de formación social y política (SFISP) en las pocas diócesis donde todavía existen, no presentan orgánicamente la Doctrina Social de la Iglesia, cuando no es por completo abandonada. Los movimientos proseguir su formación específica. asociaciones católicas, con muy pocos, están en posiciones incluso la negación de la posibilidad misma de la doctrina social de la Iglesia. Vicarías y parroquias no piensan en ella tampoco. Si tomamos cualquier parroquia italiana, nos encontramos con la liturgia y la catequesis, nos encontramos con la caridad, pero no encontramos la formación de los laicos en la doctrina social de la Iglesia.

Veamos a continuación también otra pregunta, esta muy simple de respuesta todavía de manera realista. ¿Cuál es la consecuencia de esta situación, en el compromiso social y político de los católicos? La consecuencia es que es  que no es estructurada, improvisada, contradictoria, superficial, la solidaridad y el humanismo vagos, muy solidarista, pero sin saber por qué, que acompaña a con muchos , pero casi ninguna contribución propia, mezclado en el mundo sin su propia identidad.

Muchos se preguntan: ¿qué vamos a hacer con los políticos católicos que luego votan leyes inhumanas? Cada ley es inhumana, incluso anti-católico, desde que el hombre fue creado por Dios. Hoy en día la forma más utilizada de ser anti-católica está siendo inhumano, o no cumplir con las leyes y políticas, el orden de una verdadera ecología humana con el pretexto de la laicidad. ¿Qué vamos a hacer con los católicos que trabajan con estos procesos? Por otra parte, si no hay un lugar en el que se forma correctamente, ¿por qué deberíamos escandalizarnos por este abandono? Ya que hay católicos que, no entrenados, niegan la vida eterna, hay católicos que, no entrenados, se creen que son  licitos el aborto legal y las uniones civiles para los homosexuales.

Una persona que quiera formarse no puede hacerlo porque no hay lugar para hacerlo. En especial, no encontrar donde esto es posible en el sentido pleno, es decir, cuando la Doctrina Social de la Iglesia se enseña como un cuerpo de doctrina, se inserta en la misión de la Iglesia para construir la sociedad y la política de acuerdo con el plan de Dios, en la relación con los dogmas católicos y toda la doctrina de la fe, en defensa de la orden de la creación y la promoción de los propósitos y la última venida que emanan de ella, teniendo en cuenta que el objetivo final de la empresa también es Dios, respetando un marco de conocimiento que no absolutice las  ciencias sociales sino  reconocezca su propio espacio para la metafísica, y evitar la "opción antropológica" de tanta teología contemporánea.

Los lugares donde se entrena a la Doctrina Social de la Iglesia son unos pocos, en los pocos entonces usted tiene que distinguir cuando se habla de la Doctrina Social de la Iglesia en el sentido modernista, teniendo en cuenta que una forma débil de la presencia de esclavos del mundo, desde aquellos en los que la solicitud se presente en continuidad con la tradición, ya que la Sollicitudo rei socialis, Juan Pablo II, y la imposibilidad de separar la doctrina social de la preconciliar postconciliar dice Caritas in veritate de Benedicto XVI. Las posibilidades educativas, por lo tanto, se reducen aún más.

El Observatorio Cardenal Van Thuan promueve la Doctrina Social de las escuelas de la Iglesia con estas características. características no son "nuevas" y justo ahí radica su novedad. Las escuelas son donde todavía se piensa que el Evangelio no es sólo útil, sino indispensable para la construcción de la sociedad y que sin la religión católica y la Iglesia también la política termina jadeando. Las escuelas son donde se mantiene firme la doctrina de principios no negociables, porque de lo contrario se pierde la misma gramática con la que la Iglesia puede hablar con el mundo y la religión católica puede tener la función pública que requiere su demanda.

Estamos actualmente en cuatro escuelas Doctrina Social de la Iglesia:

Trieste. Usted está terminando la segunda edición de la Escuela organizada por la Diócesis. En marzo de 2017 comienza la tercera edición de la Escuela. Puede participar en la oficina o incluso a distancia. Para más información: alessandro.perich@mac.com - 3487073707.

Schio (Vicenza). En otoño de 2016 se celebró la primera reunión de la Doctrina Social de la Escuela de la Iglesia con 6 reuniones. 20 de febrero de, 2017 comenzarán las reuniones de la segunda sesión. La escuela se llevó a cabo en la Casa de Nazaret de María Reina de movimiento del amor. Para más información: pierluigibianchicagliesi@yahoo.it - 3481429773.

Staggia Siena (Siena). El próximo 18 de de enero de, 2017 iniciar la Doctrina Social de la Escuela de la Iglesia organizado por el Centro Cultural de los Amigos de Staggia Senese timón y "Ciencia y Vida" de Siena. E 'puede participar en en el lugar o desde la distancia. Para más información: www.amicideltimone-staggia.it .


VERONA. El próximo día 30 de enero de, 2017 iniciar la Doctrina Social de la Escuela de la Iglesia organizado por la "Ciudad y de la familia". Para más información: scuoladsc@cittaefamiglia.it - 328 8279199.

MULLER PARECÍA NO ESTAR HABLANDO POR SÍ MISMO

sino repitiendo lo que alguien le había dicho que dijera

InfoVaticana, 11 enero, 2017




El vaticanista Edward Pentin ha analizado en un artículo en el National Catholic Register la entrevista que el cardenal Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, concedió en el canal Tgcom24 en la que aseguraba que en este momento no es posible que se realice una “corrección fraterna” al Papa Francisco.

“Una posible corrección fraterna al Papa me parece muy lejana, en este momento no es posible porque no hay peligro para la fe, como Santo Tomás dijo”, señalaba Müller, al tiempo que defendía que “Amoris Laetitia es muy clara en su doctrina”.

Lea también: Müller: ‘No es posible una corrección al Papa, no hay peligro para la fe’

Pentin indica en su artículo que estas afirmaciones contrastan con las revelaciones hechas por dos altos funcionarios del Vaticano al Register que señalan que la Congregación para la Doctrina de la Fe presentó una serie de correcciones de Amoris Laetitia antes de su publicación y que ninguna de estas correcciones fue aceptada.

Según informa Pentin, la Congregación para la Doctrina de la Fe tenía dudas claras sobre el documento antes de su publicación, preocupaciones que no fueron atendidas. Un funcionario informó recientemente al Register que un comité de la Congregación para la Doctrina de la Fe que examinó un borrador de Amoris Laetitia planteó “dubia” similares a las de los cuatro cardenales.

Otro alto funcionario fue más allá, revelando al Register la semana pasada que el cardenal Müller le había dicho personalmente que la Congregación para la Doctrina de la Fe “había presentado muchas, muchas correcciones, y ninguna de las correcciones fue aceptada”.

Pentin continúa su artículo señalando que este funcionario añadió que lo que el cardenal afirma en la entrevista “es exactamente lo contrario” a todo lo que le había dicho sobre el asunto hasta ahora y que tenía la impresión de que “no estaba hablando por sí mismo sino repitiendo lo que alguien más le había dicho que dijera”.

¿EN QUÉ HAN QUEDADO LOS PRINCIPIOS NO NEGOCIABLES?




Evidentemente, las confusiones en torno a la Amoris laetitia tienen graves consecuencias políticas. A la espera de las indispensables aclaraciones, corresponde a los católicos franceses salir de dudas y sacar de las sombras los principios «no negociables».

Joël Hautebert – Dr. en Derecho
Infocatólica, 31/12/16

Después de las últimas elecciones presidenciales y legislativas, los principios «no negociables» estaban en el corazón de los debates internos entre el electorado católico. Quitando algunas raras excepciones (el padre Grosjean, infocatho…) esta temática, a día de hoy, brilla por su ausencia.

Este inquietante eclipse merece que se indaguen sus causas, que nosotros vamos a intentar discernir explorando dos vías distintas. En primer lugar, el de un nuevo contexto político; y, a continuación, la de una desorientación de los católicos, fruto de una pastoral cuyo eje doctrinal aparece confuso.

A propósito del contexto político, el desafío de las próximas elecciones mira principalmente a la voluntad y la capacidad de los futuros gobernantes para derogar algunas leyes votadas recientemente, y también a limitar la progresión de la cultura de la muerte y de la revolución antropológica.

Tras las precedentes elecciones, el temor –fundado- de una aceleración de este proceso revolucionario animaba los debates. Dado que el quinquenio de François Hollande ha respondido perfectamente a las inquietudes que suscitaba su programa, convendría, quizá, poner al día esos principios, evocados por el Cardenal Ratzinguer en una nota doctrinal publicada el 24 de noviembre de 2002 (Nota doctrinal sobre algunas cuestiones acerca del compromiso y el comportamiento de los católicos en la vida política), recordados posteriormente en un discurso de él mismo -siendo ya el papa Benedicto XVI-, pronunciado el 30 de marzo de 2006.

En este último discurso el Papa precisaba que la Iglesia Católica «dedica gustosamente una atención particular a ciertos principios que no son negociables. Entre ellos, los principios que siguen a continuación destacan hoy de manera nítida: la protección de la vida en todas sus etapas, desde el primer momento de su concepción hasta su muerte natural; el reconocimiento y la promoción de la estructura natural de la familia –como una unión entre un hombre y una mujer fundada sobre el matrimonio- y su defensa en contra de las tentativas de hacerla jurídicamente equivalente a otras formas de unión radicalmente diferentes que, en realidad, le reportan un perjuicio y contribuyen a su desestabilización, oscureciendo su carácter específico y su papel social irreemplazable; la protección del derecho de los padres de educar a sus hijos»-

Hemos de decirlo claramente, estos principios «no negociables» han adquirido una candente actualidad, si se piensa en la eutanasia y en el delito de limitación numérica para el aborto (punto nº 1), en la desnaturalización del matrimonio y de la filiación (punto nº 2), y finalmente en la enseñanza de la ideología de género en la escuela (punto nº 3). Si por sí mismos ellos solos no pueden (y no deben) constituir una doctrina o un programa político, sí fijan una prioridad en el compromiso político y las opciones electorales. En efecto, están en juego, según la nota 2002, «principios morales que no admiten ni derogación, ni excepción, ni compromiso alguno». Dado que estos criterios se caracterizan por su objetividad moral y su atemporalidad, no se ve cómo el contexto político francés podría alterar su conveniencia: inútil ir más allá en esta dirección.

Una profunda confusión.

La segunda explicación atisbada concierne a la profunda confusión que reina a día de hoy en el seno del mundo católico, enmudecido en la afirmación de los reparos doctrinales tradicionales, entre los que se alinean los principios «no negociables». Como demostración, el último texto publicado por la Conferencia episcopal francesa en relación con la política (Cf. L´HN nº 1626 de 19 de noviembre de 2016, p. 6) que no solo no los menciona sino que, por el contrario, incita a la componenda.

Un reciente suceso acaecido en Méjico demuestra que los católicos franceses no son los únicos afectados. Mientras que una parte del episcopado mejicano se comprometió con coraje contra la desnaturalización del matrimonio, el nuevo nuncio, mons. Franco Coppola, recién llegado, ha invitado a los católicos a dialogar más que a manifestarse. Preguntado por su posición a propósito de esas uniones homosexuales, respondió esto: «Yo puedo responder con la doctrina de la Iglesia, pero esta no es la respuesta que, como pastor, debo dar». De esta forma, en el nombre del «acompañamiento» y del «caminar» de los homosexuales hacia la Fe, es mejor bajar el tono y desertar del campo político mientras que la propia institución familiar está en juego. Es olvidar, por lo pronto, que la ley es un inmejorable apalancamiento en relación al bien común, y por consiguiente del bien moral y espiritual de los ciudadanos. Cuando una institución mayor del derecho natural hace referencia a, o cuando se trata de legalizar un acto intrínsecamente malo, la «ley» incrementa los riesgos de enraizarse en el pecado. A esto se añaden las graves consecuencias morales de la colaboración con esos actos, a la que están sometidos numerosos ciudadanos, por su función o por su trabajo. Los propósitos del nuncio, reivindicando un lenguaje pastoral explícitamente disociado de la doctrina, socava radicalmente el sentido de la caridad política.

Este tipo de posicionamiento «pastoral» aumenta la confusión reinante a propósito de la Carta apostólica Amoris laetitia. El desafío va más allá del caso concreto de los católicos divorciados y «recasados», dado que la noción de «actos intrínsecamente malos» está puesta directamente en cuestión. Si ya no hay normas morales absolutas (cf. los dubia de los cuatro cardenales) porque la conciencia estaría habilitada «para legitimar las excepciones» (dubia 5), la noción de «principios no negociables» inmediatamente pierde toda razón de ser porque, recordémoslo, son una traducción política de «principios morales que no admiten derogación, excepción ni compromiso alguno».

Evidentemente, las confusiones en torno a la Amoris laetitia tienen graves consecuencias políticas. A la espera de las indispensables aclaraciones, corresponde a los católicos franceses salir de dudas y sacar de las sombras los principios «no negociables».

Traducido por: José Luis Aberasturi y Martínez. Sacerdote.


Publicado orignalmente en L´Homme nouveau

INGRESO SOCIAL UNIVERSAL

Prueba: pagar el sueldo sin un trabajo

Oulu, situada a unos 160 kilómetros debajo del Círculo Polar Ártico, es un núcleo de actividad en comunicaciones inalámbricas y fuertes aspiraciones de innovación. En esta ciudad han miles de ingenieros sin trabajo; muchos fueron despedidos por Nokia, la compañía finlandesa que fue sinónimo de teléfonos celulares y hace poco corrió riesgo de quedar en el olvido.

Según el sistema de seguridad social de Finlandia, los desempleados no pueden percibir ingresos adicionales si reciben beneficios por desempleo. Pero ahora el gobierno de ese país está experimentando con el ingreso básico universal: para 2017 va a seleccionar al azar unas 2.000 personas desempleadas para cobrarlo, sin perjuicio de obtener otros ingresos. En varios países se está estudiando este sistema como modo de disminuir la vulnerabilidad de los trabajadores, frente a la inestabilidad de la economía y a la automatización.

Se considera que toda persona debería gozar de un ingreso seguro que le garantice poder afrontar los gastos mínimos. En Suiza la mayoría de la población  rechazó recientemente este sistema; pero el senado francés aprobó que se lo ensaye. Canadá y los Países Bajos están preparando experimentos en igual sentido, así como el gobierno de la India.

El mercado laboral ha cambiado profundamente, de modo que el pleno empleo puede considerarse una fantasía: los robots reemplazan trabajadores, mientras que los empleos de tiempo completo dan paso a cargos por contrato. El ingreso básico intenta ser permanente. El mundo de la tecnología se aferra al ingreso básico como reacción ante la automatización y a su amenaza de desempleo. Si se satisfacen los requerimientos de todos, la sociedad puede dar la bienvenida a los robots y a la liberación del trabajo esclavo. Según el Profesor Hiilamo, de la universidad de Helsinki, este sistema fue creado a partir de una forma de visión positiva de los seres humanos.

Tal vez la reciente creación en la Argentina del Salario Social Complementario, sea el embrión de un futuro ingreso universal.

(Fuente: Clarín, New York Times, 23-12-2016)


SALARIO SOCIAL COMPLEMENTARIO


El Gobierno avanza en la creación de un consejo y un registro de la economía popular

04/01/2017 Clarin.com Política


Pablo Maradei

Ayer se realizó la primera reunión, entre funcionarios de Desarrollo Social y dirigentes sociales, para evaluar el cierre de 2016 y esbozar el funcionamiento del "Consejo de la Economía Popular y el Salario Social y el Registro Nacional de la Economía Popular (Renatrep)". Aunque la Emergencia Social es ley aún no está reglamentada. Para darle celeridad se llevó a cabo ayer este encuentro. Se prevé que el Consejo y el registro empiecen a funcionar para fines de este mes.

La letra de la norma indica que el Consejo estará integrado por un representante de los ministerios de Desarrollo Social, Trabajo y Hacienda, y tres miembros de las organizaciones sociales. Por lo que pudo sondear este diario el representante del ministerio que maneja Carolina Stanley sería Matías Kelly, actual titular de la Unidad Ejecutora de Ingreso Social. Pero, también de acuerdo a ese sondeo, se agregarían otros actores: la Iglesia, que participó activamente para sacar la Emergencia Social, y académicos vinculados a la temática económica social, algo hasta ahora novedoso.

Tanto las organizaciones sociales como Desarrollo Social comparten "la idea de que el Consejo se amplíe" y que incluso "participen la mayor cantidad de organizaciones". Analizan que podrían tener voz todos aquellos participantes pero voto solamente aquellas inscriptas en el Registro del Ministerio de Trabajo. Se verá.

El diputado del Movimiento Evita (articula políticamente con la CTEP, una de las organizaciones firmantes de la Emergencia Social junto a Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa), Fernando "Chino" Navarro, coincide con este paradigma. Dijo a Clarín: "Con la Emergencia Social no se puede actuar con mezquindad, no se puede discriminar. Las organizaciones, no importa su tamaño, tienen que tener un lugar para ser parte activa de las políticas públicas que reemplacen planes por trabajo. Seguramente será un proceso gradual largo".

Con respecto a la metodología de trabajo del Renatrep hay divergencias. Daniel Menéndez comentó a este diario que " el relevamiento de los trabajadores informales servirá para establecer un diagnóstico que nos permita saber cuál es su situación económica y social; pero lo que no puede llevarnos es un año de trabajo. Podemos tomar los beneficiarios de la AUH que son 3,5 millones y que ya sabemos que están en la informalidad". Continúa: "Ya sabemos que hay cartoneros, gente que hace changas, trabajadores golondrinas que van a trabajar en negro al campo y no cubren la canasta mínima por lo que deberían estar en el Registro para acceder al Salario Social Complementario". El SSC complementaría lo que gana un trabajador hasta $8.060, que es el valor actual del salario mínimo vital y móvil.


Desde Desarrollo, en cambio, dicen "no todo es otorgar 4.000 pesos y dar por solucionado el tema". Y agregan: "Tal vez podríamos regionalizar la economía: no es lo mismo un emprendedor en el Chaco que en la Patagonia. Necesitan distintos recursos y herramientas, por ejemplo". Y agregan un dato: "Un sondeo nos puede decir que en ciertas zonas hay pescadores que venden directo a las factorías y en otras a un distribuidor totalmente en negro. A estos últimos se los podría incluir en el monotributo social" y sería una manera de avanzar en la lucha contra la precarización.